Masaje PsicoCorporal Postparto

Home / Perinatal / Masaje PsicoCorporal Postparto

Un masaje psicocorporal especialmente adaptado para el postparto.

Un tiempo y espacio para agradecer y premiar al cuerpo, para cerrar etapa física, psicológica, emocional, energética y transpersonalmente.

Un regalo perfecto para cualquier mujer que acaba de dar a luz.

Se trata de un masaje terapéutico, circulatorio y energético, basado en una combinación de técnicas corporales y psicoemocionales (Sistema Río Abierto) que favorecen la integración neuromuscular. (Puedes leer más aquí)

Una sesión de masaje psico-corporal postparto, comienza con unos minutos de conversación y relajación, en los que la mujer puede expresar lo que necesita. Después, mediante movimientos suaves, fluidos y armónicos se trabaja sobre el cuerpo (incluyendo cara y cabeza), favoreciendo la integración psicoemocional que se precisa en este gran momento de cambio, en el que, junto a su criatura recién nacida, también la mujer está naciendo como madre.

El bebé o la bebé, puede estar en todo momento sobre el cuerpo de la madre.

La sesión finaliza con un espacio de devolución, también verbal, para integrar las sensaciones y emociones vividas.

Para qué sirve. Beneficios :

  • Ayuda a recuperar el equilibrio físico, mental, emocional y energético.
  • Favorece el alivio de sintomatología postparto como estreñimiento, gases, dolores de cabeza, de espalda o pelvis, hormigueo en manos, tensión muscular, retención de líquidos, congestión del pecho, cansancio, insomnio, estrés, irritabilidad, tristeza, confusión u otras emociones…
  • Facilita la integración de la experiencia de parto, especialmente si éste no ha sido como soñabas.
  • Mejora la recuperación del tejido cicatricial y adherencias pélvico-uterinas en caso de cesárea, ayudando a la reparación de la posible cicatriz emocional, también en caso de episiotomía.
  • Facilita el descanso, genera una profunda relajación y sensaciones de plenitud y vitalidad.
  • Favorece el vínculo, la conexión emocional y el disfrute en la crianza del bebé.

Si te apetece regalárselo a una amiga que va a ser mamá o acaba de dar a luz, podrás entregarle una bonita caja regalo.

Este masaje puede incluir el Masaje Ritual de la Cerrada con el uso del Rebozo Tradicional Maya. Más info aquí.

 

Related Posts
Mostrando 2 comentarios
  • Silvia

    Después de mi segundo parto tuve el placer de disfrutar de uno de estos masajes. Fue una experiencia muy agradable y recomendable para cualquier mujer que haya sido mamá recientemente y especialmente, si no es el primer parto, ya que es todavía más dificil encontrar un rato para cuidarte y dejarte mimar.
    Conozco a Mónica desde hace muchos años, asi que cuando me habló del masaje y además me propuso que podía venir a casa después del nacimiento de mi hija Clara, no dudé ni un momento de que la experiencia merecería la pena y…. Así fue!!
    Muchas gracias!
    Tanto por la sesión y las conversaciones sobre mis miedos y preocupaciones que tuvimos antes del parto, como por el masaje, que me sirvió de «cierre» y comienzo de una nueva etapa, la de ser madre por segunda vez!

  • Mónica Martín

    He tenido la suerte de encontrarme en el camino a esta maravillosa persona y mejor profesional.
    Después del nacimiento de mi segunda hija, la cual murió al nacer, he tenido el placer en varias ocasiones de recibir este masaje de manos de Mónica.
    En mi caso y dadas las circunstancias, es complejo explicar todo lo que ha supuesto para mi. Al margen del beneficio corporal puramente, a nivel psicológico me ha ayudado mucho.
    Durante la primera sesión, a los pocos días de morir mi hija fui consciente de como parte de los sentimientos más profundos de mi alma y los más dañinos salían de mi por la punta de mis dedos, a cada caricia, cada movimiento, mi cuerpo reaccionaba de la mejor manera que sabía, experimentando un sinfin de emociones que hicieron brotar mis lágrimas. Fue una manera de soltar lastre, de encontrar en mi espíritu un poco de paz.
    La última sesión fue si cabe aún más maravillosa por el cúmulo de sensaciones. Noté cómo el vacío interior físico de mi útero se llenaba con mi hija cuando las manos de Mónica se posaban sobre mi abdomen. Fue el reencuentro de un espacio perdido para ella y para mi.

    Sin duda recomiendo el masaje en cualquier circunstancia, pero cuando la vida nos aprieta hasta el punto de ahogarnos, considero que es una herramienta fantástica para ayudarnos en múltiples aspectos.
    Siempre te estaré agradecida Mónica, SIEMPRE.

Dejar un comentario