Rueda del Año: Sintonizar con los Ciclos de las Estaciones

Primavera, Verano, Otoño, Invierno, Primavera… la energía y el movimiento que despierta cada uno de estos cambios estacionales en la naturaleza, promueve y favorece también cambios internos en nosotras y nosotros, y resulta propicia para intenciones y objetivos distintos.

Los años ruedan en torno a los ciclos de estación: la naturaleza nace, crece, florece, da fruto y muere para renacer de nuevo en primavera. Internamente vivimos los mismos procesos constantemente.

Sintonizar con la Energía que despierta en la naturaleza y en nuestro interior cada cambio de clima y Estación, sirve como sistema de Guía, porque consciente o inconscientemente los cambios en la climatología, la naturaleza y la luz tienen una gran influencia en todas las personas: en nuestro humor, nuestra manera de relacionarnos con nosotras/os mismas/os y con el resto de personas, con nuestras necesidades, apetencias, fortalezas, limitaciones y estados anímicos.

En la Rueda del Año, Solsticios y Equinoccios marcan los momentos de cambio de Estación, y el punto intermedio entre ellos (Sabbats en el calendario celta precristiano), marcan la progresiva transición entre ellas. Cada una de estas etapas de la rueda anual resulta propicia para aspectos distintos.

Descubrimos el poder y la influencia de La Rueda del Año en nuestra vida cotidiana a través de encuentros y talleres basados en propuestas psicocorporales, vivenciales y creativas, que nos ayudan a comprender y sintonizar con la energía de cada uno de estos momentos de cambio en la naturaleza.

31 Octubre, Samhain

21 Diciembre, Yule, Solsticio de Invierno

2 Febrero, Imbolc

21 Marzo, Ostara. Equinoccio de Primavera

1 Mayo, Beltane

21 Junio, Litha, Solsticio de Verano

2 Agosto, Lammas

21 Septiembre, Mabón, Equinoccio de Otoño

 

Y la Rueda continúa rodando…

 

 

* Autoría de la Imagen: Nahima

Leave a Comment

Back-To-Top